Neumáticos inauguran oficialmente la Ley REP

Este miércoles 20 de enero se publica la Ley de Responsabilidad Extendida y Fomento al Reciclaje que fija ambiciosa metas para la recolección y valorización de los Neumáticos Fuera de Uso (NFU), el primero de los seis productos prioritarios que contempla la normativa. Con esto, los fabricantes deberán reciclar el 90% de los neumáticos convencionales y el 100% de los neumáticos mineros al 2030 y desde ahora informar su ingreso al país.

Tras dos años de tramitación del Decreto Supremo que fija metas y plazos para la recolección y valorización de neumáticos, esta semana la norma quedó lista para ser publicada en el Diario Oficial luego de su paso por Contraloría. Si bien la extensión del trámite retrasó en otros dos años la entrada en vigencia de las obligaciones planteadas originalmente, se trata de un hito en la historia ambiental chilena el dar pasos hacia la política de “el que contamina paga”.

Ya no será el 2021 si no el 2023 cuando los productores neumáticos -aquellos que ponen el producto por primera vez en el mercado- deberán contar con un sistema de gestión que permita recolectar al menos el 50% y valorizar el 25% de los neumáticos puestos en el mercado el año anterior, hasta progresivamente alcanzar el 90% de los NFU convencionales y el 100% de los mineros al 2030.  Y aunque la meta debe cumplirse a nivel nacional, pues no es realista tener una capacidad instalada homogénea en todo el país, al menos el 34,7% de ellos deberán ser recolectados en regiones.

“Esto marca un hito para el desarrollo sustentable del país, porque es el primer decreto de la ley de Responsabilidad Extendida del Productor que entra en vigencia, estableciendo exigentes metas de recolección y reciclaje de neumáticos, lo que permitirá aprovechar los materiales para crear nuevos productos, disminuir la generación de basura y mejorar la calidad de vida de las personas”, declaró la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

 

Aunque en la industria del neumático aún hay reparos frente a si el espíritu del cuerpo legislativo podrá ser alcanzado, principalmente en materia de libre competencia pues algunos grandes productores podrían traspasarle los costos de esta gestión a consumidores individuales o pequeñas empresas, fue valorado que al menos ya exista una redacción final que les permita trabajar en cómo abordar los desafíos planteados.

Próximos pasos

Tras los neumáticos, de los seis productos prioritarios de la Ley REP, sólo el sector de Envases y Embalajes tiene decreto y se encuentra en toma de razón por parte de la Contraloría General de la República. Los otros cuatro -pilas; baterías; aceites y lubricantes; y aparatos eléctricos y electrónicos- aún están en proceso de redacción de reglamentos.

“Como gobierno continuamos con el trabajo en los otros decretos establecidos por la ley REP y una profunda agenda que busca transformarnos en un Chile circular sin basura, que nos permite transitar desde la economía lineal, creadora de basura, a una circular en la que los materiales se aprovechan, impulsando el desarrollo sustentable, inclusivo y resiliente al clima”, agregó Schmidt.